Jueves 11 de Enero del 2018
La Virgen del Carmen reinará sobre Santiago desde el Cerro 18
Una imagen de 14 metros de altura navega desde China para llegar a Chile en los próximos días y ser emplazada en la cumbre del Cerro 18, de la comuna de Lo Barnechea.

Surgió desde el clamor de sus habitantes. Los vecinos del Cerro 18 de Lo Barnechea están felices y expectantes. Mucho ha cambiado su tierra en este tiempo. Primero fueron los nuevos ascensores que facilitan la vida a quienes antes debían subir a pie, y ahora está ad portas el proyecto que les hace vibrar el alma, con confianza y esperanza. Lo llaman el Mirador del Carmen.

Llevan más de cinco años tras esto. Costó consensuar objetivos y conseguir que todo estuviera a punto, pero ya comienza a ser realidad. El sueño es que este mirador -que estará emplazado justo tras la estación cumbre del funicular y delante de la cancha multiuso donde los niños juegan- se convierta en una referencia y termine por liberar al Cerro 18 de lo que su gente considera un estigma.

"La Virgen traerá dignidad a nuestra gente, y unión. Cuando alguien por ahí habla del Cerro 18 a todo el mundo se le paran los pelos, como si fuera un lugar espantoso. Y nos meten a todos en el mismo saco. Queremos que se acaben las pandillas y la violencia; todo eso ya ha disminuido bastante. Con la llegada de la Virgen del Carmen será mucho mejor. Eso es seguro", dice con fuerza Susana Rojas, presidenta de la Junta de Vecinos Cerro 18 Sector 2.

"No permitiremos que este espacio se contamine"

El padre Rodrigo Cordero, de la parroquia Santa Rosa de Lo Barnechea, cuenta que lo que más lo emociona es que "todo haya surgido de los propios vecinos. La parroquia solo ha acompañado el proceso. Es un verdadero anhelo para ellos y colaboran en todo. Ellos mismos quieren hacerse cargo de la limpieza y el cuidado del lugar. Lo Barnechea, aunque es una comuna de Santiago, tiene todavía una vida muy particular, algo rural, de pueblo. Hay un sentido arraigado de la importancia del patrimonio, y una religiosidad fuerte, que se manifiesta en la actividad de nuestra parroquia y en la pasión que sus habitantes han puesto en este proyecto".

"Nuestro objetivo es que la Virgen nos sirva para unirnos, será una bendición", dice la vecina Mónica Pino. Susana Rojas agrega que "será signo de unión de la comuna; queremos terminar con las discordias. Le pedimos al alcalde Felipe Guevara que se ponga con el agua". Rosa Cuevas implora por que "todo esto traiga dignidad a nuestra gente, que es gente de trabajo y esfuerzo, que quiere poder cuidar a sus hijos y salir adelante". "Que no nos discriminen más. Que se acaben las balaceras; eso es lo que queremos, y la Virgen nos va a ayudar", claman Verónica Barra y Ana Tapia, mientras que Julio Sanguino, quien está a cargo de la cancha multiuso, la única con la que cuentan para jugar los niños de esa parte del cerro, dice que "la presencia de la Virgen traerá tranquilidad a las mamás y los papás. No queremos que este espacio se contamine, no lo vamos a permitir".

Las frases suman y suman anhelos largamente amasados: "Queremos dar dignidad a nuestro cerro", "nos sentimos abandonados; no es justo que nuestros niños tengan que jugar en medio de un basural", "hemos pedido ayuda muchas veces y no nos escuchan", "lucharemos por tener un área verde y no un botadero de escombros", "en adelante nos van a reconocer por la Virgen y no por la violencia o la droga", "nosotros lo merecemos, después de tantos años de espera".

Desde Ecuador a China y desde ahí a Santiago

Con la Iglesia Católica comprometida, la participación de la Municipalidad de Lo Barnechea y el aporte de donantes anónimos, la historia de este nuevo lugar de oración lleva un viaje largo. Un viaje que tuvo su primera parada en Quito, Ecuador, donde el escultor Antonino Jaramillo y los artesanos del taller San José crearon la imagen de la Virgen que ahí se venerará. Ellos hicieron una figura de poco más de un metro, que hoy se encuentra a la derecha del altar mayor de la parroquia Santa Rosa, y sobre esa base se construyó la imagen real, de 14 metros de altura, confeccionada cha en China, desde donde viene navegando hace semanas. Se espera que llegue a Chile cerca de Navidad.

Teniendo como ejemplo la figura de la Virgen del Carmen que se venera en Maipú o en la Catedral de Santiago, esta estatua es blanca y muestra el rostro de una Virgen joven y sonriente, coronada, con el Niño en brazos, en actitud de mirar el valle y que va caminando, de lo cual da cuenta el movimiento de su vestido. Es una reinterpretación que recoge la tradición de la fe.

El pedestal de la imagen y el diseño de la explanada y de los jardines que servirán para recibir peregrinos es obra del arquitecto Martín Hurtado. Todo esto sobre un paño de terreno de propiedad de Mario Santander, quien lo entregó en comodato. La imagen fue financiada completamente por un donante anónimo, y el pedestal, por varios donantes. Se espera poder inaugurar el mirador en marzo o abril de 2018.

Se espera que el Mirador del Carmen sea un foco de atención para turistas y peregrinos, de manera que haya un cambio del flujo de personas y un mejoramiento del ambiente que beneficiará a todos los vecinos. Además, Lo Barnechea tendrá un símbolo que la distinguirá

"En adelante nos van a reconocer por la Virgen y no por la violencia o la droga"

Fuente: Economía y Negocios. El Mercurio