¿Qué es la Procesión?

La procesión de la Virgen del Carmen es una de las manifestaciones religiosas más antiguas de la Iglesia Chilena y consiste en que cada último domingo de septiembre, con sol o lluvia; frío o calor, miles de chilenos llegan hasta la Catedral de Santiago a acompañar a la imagen de Virgen del Carmen que sale en andas desde la Parroquia el Sagrario hacia la Plaza de Armas y hace en un recorrido por las calles del centro de la capital. De esta manera se representa cómo la Virgen, nuestra Madre, quiere estar presente en la vida de los chilenos y cómo los fieles se lo agradecemos y lo necesitamos. Por eso, familias completas, colegios, niños, jóvenes y viejos, bandas de colegios, grupos de ancianos, de las Fuerzas Armadas, diabladas, representantes de la Cruz Roja, etcétera, caminan orgullosos y fervorosos en procesión tras la Virgen engalanada o se colocan a lo largo de las veredas céntricas y rezan y cantan a nuestra Madre del Cielo. Es la fe viva del pueblo chileno que, dejando de lado divisiones políticas o económicas, se une en una fiesta común para rezar por la Patria. Juan Pablo II señalaba que "Patriotismo significa amar todo lo que es patrio: su historia, sus tradiciones, la lengua y su misma configuración geográfica".

La imagen que actualmente preside la procesión es la misma que hace más de 100 años y sólo fue sustituida en la festividad del año 2008 debido al atentado incendiario ocurrido el 18 de abril de ese mismo año y que la dañó enormemente. Mientras fue restaurada, se reemplazó por una antigua imagen de la Virgen del Carmen de la Iglesia de los Agustinos.

Bailarines en la procesión de la Virgen del Carmen en la plaza de Armas de Santiago.
Fotografía septiembre del 2010.
Gentileza de Ana María Duchens
.

Miembros de la Cofradía del Carmen tiran el anda de la Virgen del Carmen durante la Procesión.
Fotografía septiembre del 2010.
Gentileza de Ana María Duchens.